Local

Las mujeres con mayor riesgo por covid-19 de las que nadie habla

(CNN) — En julio de 2020, cuando su familia dio positivo en la prueba de covid-19, Breanna Aguilar no pertenecía a ningún grupo considerado de alto riesgo para enfermedad grave.

Tiene 31 años, es cuidadora de mascotas y exprofesora de fitness que una vez corrió una media maratón. En la mayoría de las mediciones, ella estaba sana.

Cuando Aguilar contrajo covid-19 perdió el sentido del gusto, tuvo fiebres leves y debilidad muscular. Apenas podía retener alimentos en el estómago, pero engordó unos 15 kilos. Más tarde, desarrolló dolor pélvico, acné quístico, sensibilidad en los senos, dolores de cabeza, confusión mental y fatiga extrema.

Han pasado meses desde entonces, pero dice que la baja energía, el dolor crónico y la niebla mental —síntomas del covid-19 de larga duración— permanecen y que ni siquiera puede dar un paseo de 15 minutos sin necesitar un descanso.

Además, ahora tiene que lidiar con la resistencia a la insulina, y tomar varios medicamentos para mantener eso y sus niveles hormonales bajo cierto control. Su médico le dijo que probablemente tendrá que enfrentarse con las consecuencias del covid-19 durante el resto de su vida.

Breanna Aguilar y su perro de 7 años, Gambit.

Vacunas contra el covid-19 brindan protección a las mujeres embarazadas y lactantes, y a sus recién nacidos, dice estudio

Mujeres con síndrome de ovario poliquístico

A más de un año de la pandemia, un estudio descubrió que algunas mujeres tienen un mayor riesgo de contraer covid-19 en comparación con otras de su grupo de edad y sexo.

Estas mujeres, a menudo jóvenes y en general sanas como Aguilar, tienen una afección subyacente que no se menciona en ninguna lista de comorbilidad de covid-19: el síndrome de ovario poliquístico o SOP.

El SOP, que afecta a 1 de cada 10 mujeres en «edad fértil«, es un desequilibrio de las hormonas reproductivas que puede provocar ciclos menstruales irregulares, niveles elevados de andrógenos y quistes ováricos. Pero también puede venir acompañado de una serie de otros problemas de salud, casi todos los cuales se asemejan a las comorbilidades de covid-19.

«Se subestima completamente el impacto del SOP. Se ve como un problema reproductivo que no es clínicamente relevante. Pero esto es completamente erróneo… Hay que considerar a las pacientes como una población de alto riesgo», afirma la Dra. Wiebke Arlt, directora del Instituto de Investigación del Metabolismo y Sistemas de la Universidad de Birmingham (Reino Unido).

Más de la mitad de las personas con SOP desarrollan diabetes antes de cumplir los 40 años, y hasta el 80% tiene sobrepeso. Tienen mayor riesgo de resistencia a la insulina, enfermedades cardiacas y cáncer de endometrio, un cáncer que comienza en el útero.

Además, muchas tienen la presión arterial alta y niveles bajos de vitamina D. Estas complicaciones del SOP también se han asociado con un riesgo potencialmente mayor de covid-19 grave.

Mujeres, las principales afectadas por el desempleo en México durante la pandemia: 5 puntos para explicar este problema

Mujeres con SOP deberían ser un grupo potencialmente de alto riesgo, dice experta

A pesar de lo común que es el síndrome de ovario poliquístico, así como de las graves complicaciones que puede traer consigo, los expertos en salud afirman que se pasa por alto desde hace mucho tiempo, se malinterpreta y no se ha investigado lo suficiente, lo que hace que las pacientes tengan que abogar por sí mismas o incluso convencer a los profesionales para conseguir el tratamiento.

Y como apenas se ha investigado si las mujeres con SOP corren un mayor riesgo de padecer síntomas más graves de covid-19 o a largo plazo, algunos temen que ocurra lo mismo con la política de salud pública en torno a la pandemia.

«Mi consejo sería incluir a las mujeres con síndrome de ovario poliquístico como… un grupo potencialmente de alto riesgo», dice la doctora Katherine Sherif, jefa de Salud de la Mujer en el Departamento de Medicina de la Universidad Jefferson y una destacada experta en síndrome de ovario poliquístico.

Sin embargo, advierte: «Estamos trabajando en un sistema muy grande que está lleno de silencios. Nadie va a saltar y decir: ‘Oh, bueno, no te olvides del SOP’».

«Si Anthony Fauci dijera: ‘Hay que fijarse en los grupos de alto riesgo como el SOP’, la gente podría prestar más atención», afirma.

¿Por qué el SOP pasa desapercibido?

Según Arlt y Sherif, parte de la razón por la que el SOP pasa desapercibido en general y en lo que respecta a covid-19 es porque a menudo se descarta como un problema de salud de la mujer, un obstáculo del ovario.

A lo largo del último año, sabemos numerosas condiciones de salud preexistentes que ponen a una persona en mayor riesgo de padecer la enfermedad covid-19, pero el síndrome de ovario poliquístico no es una de ellas.

Para Arlt, coautora del primer gran estudio publicado en febrero en la revista European Journal of Endocrinology, el nombre SOP es un término equivocado. No se trata de un desorden de los ovarios, dijo Arlt, sino de una «enfermedad metabólica de por vida» y debe tratarse como tal al evaluar la vulnerabilidad por covid-19.

«Cuanto mayor es el riesgo metabólico, mayor es el riesgo de contraer covid-19», señala Arlt. «La gente se fijó en la obesidad y la diabetes de tipo 2, y en la hipertensión y las enfermedades cardiacas, pero no se fijan en el síndrome de ovario poliquístico de forma sistemática antes de que lo hiciéramos nosotros. Porque simplemente no lo consideran un factor de riesgo metabólico. Eso es algo que nos gustaría cambiar».

La pandemia agrava brecha de género en EE.UU. 2:51

‘Algo en el SOP está impulsando esto’

Arlt y los investigadores de la Universidad de Birmingham, en el Reino Unido, descubrieron que las mujeres con SOP tenían un 51% más de probabilidades de infección confirmada o posible infección de covid-19 que las mujeres sin el síndrome.

Con base en los registros de atención primaria de enero a junio de 2020, identificaron a más de 21.000 pacientes con SOP y un grupo de control de más de 78.000 sin él, emparejados por edad y ubicación.

Los investigadores entonces «querían entender si el aumento de la incidencia de covid-19 era solo debido al SOP, o era también debido a los factores de riesgo subyacentes que las mujeres con SOP tienen», dice la autora principal Anuradhaa Subramanian a CNN.

En otras palabras, si una mujer tiene el síndrome de ovario poliquístico y la diabetes de tipo 2, ¿cuál de los dos factores aumenta el riesgo de covid-19?

Según el estudio, en un modelo totalmente ajustado que tenía en cuenta varios factores de riesgo, las mujeres con SOP seguían teniendo un 28% más de riesgo de infección confirmada o sospechosa por covid-19.

Subramanian afirma que los resultados no la sorprendieron. Sin embargo, «nos dio más certeza… de que no se trata solo de los factores de riesgo asociados al síndrome de ovario poliquístico, sino que hay algo en el síndrome de ovario poliquístico que lo impulsa», indicó.

No obstante, como los datos procedían de bases de información de atención primaria, los investigadores no pudieron analizar si las pacientes con SOP tenían síntomas más graves o a largo plazo de covid-19.

Además, el síndrome de ovario poliquístico no es un trastorno con características universales y el covid-19 puede tener o no un impacto, o un nivel de riesgo diferente según la persona. Hay muchas preguntas para las que aún no tenemos respuestas definitivas, dice la Dra. Anuja Dokras, directora del Centro del Síndrome de Ovarios Poliquísticos de Penn Medicine.

«Necesitamos obtener esta información ahora que (covid-19) ha durado un año completo», señala Dokras. «Está afectando a tanta gente que sería bueno revisar esta literatura y ordenarla, porque son factores de confusión».

En busca de respuestas

Hasta ahora, el hecho de que las personas con SOP tengan complicaciones más graves a causa de covid-19 es anecdótico, por lo que a algunas mujeres solo les queda especular sobre cómo afecta covid-19 al síndrome.

En el caso de Aguilar, se le diagnosticó el síndrome de ovario poliquístico después de estar expuesta al covid-19, a pesar de que probablemente lo tenía desde hace años pero no reconocía los síntomas.

«Tenía algunos de estos síntomas subyacentes, mi cuerpo fue capaz de manejarlos hasta cierto punto durante la mayor parte de mi vida, y luego contraer covid realmente anuló todas las defensas de mi cuerpo y la capacidad de regular cualquier cosa», asegura que eso le dijo su médico.

Pero aún no sabe por qué o si sus síntomas mejorarán algún día.

Kris Nealon también ha pasado gran parte del último año buscando respuestas.

Le diagnosticaron el síndrome de ovario poliquístico a los 12 años, y el trastorno le ha hecho luchar contra su peso y su resistencia a la insulina.

Estos factores, comenta, le hicieron temer que pudiera tener síntomas graves de covid-19 y que incluso requiriera hospitalización. Así que el verano pasado hizo lo que la mayoría hizo durante la pandemia: lo buscó en Google. Recordó que buscó «‘¿debo preocuparme… por la resistencia a la insulina COVID?’ o ‘PCOS COVID?’».

Nealon no encontró respuestas. Se contagió de covid-19 en octubre y dice que sus síntomas eran leves. Pero cuando se convirtieron en dolor muscular y articular, fatiga extrema, depresión, insomnio y confusión mental, hizo lo que le recomendaron: hablar con su médico.

Dormir mal casi duplicaría el riesgo de disfunción sexual en las mujeres, según estudio

Recurrir a varios médicos

Kris Nealon y su esposo John Mattie.

En el caso de Nealon, habló con varios. Al haber vivido con el síndrome de ovario poliquístico más de la mitad de su vida, era consciente de las complicaciones y quería saber cómo podía repercutir esto en sus síntomas de covid-19 a largo plazo.

Comenta que el médico de cabecera para sus síntomas a largo plazo dijo que su única comorbilidad de covid-19 era su peso.

«Ha sido amable y comprensivo, pero… se le ve decir: ‘Problemas de la mujer, no te preocupes. Estos son tus pulmones’», agrega.

Le dijo que el síndrome de ovario poliquístico está relacionado con la ansiedad y la depresión, y le preguntó si eso podría estar relacionado con la fatiga y el insomnio por covid-19. También le preguntó por su corazón, explicándole que el SOP y covid-19 pueden causar complicaciones.

Pero aparte de sugerir que perder peso podría ayudar, Nealon recordó que su médico le dijo que «no tenía nada que ver con el SOP. Me dijo: ‘No, son tus ovarios y demás’».

Después del covid-19, Nealon también notó que sus síntomas de SOP «se volvieron locos». Dice que tenía un dolor extremo en la parte baja del abdomen. Una ecografía mostró que sus trompas de falopio «de repente tenían un aspecto muy preocupante» y que le había estallado un quiste ovárico.

Fue a su ginecólogo, el médico que le diagnosticó por primera vez el síndrome de ovario poliquístico, y le preguntó: «¿Tiene esto algo que ver con (que) acabo de tener covid?». Dice que su médico le respondió: «No, no hay bibliografía al respecto».

Y es cierto, no la había. Semanas después de que Nealon diera positivo, Allison Roach y Chitra Gotluru, dos estudiantes de medicina de la Universidad Internacional de Florida, terminaron su artículo en una revista en la que exploraban el riesgo potencialmente mayor que tienen las mujeres con SOP de sufrir morbilidad relacionada con el covid-19. No existía ningún conjunto de datos de pacientes con ambos diagnósticos, dijeron.

El riesgo es ‘obvio pero no está demostrado’

La investigación de Roach y Gotluru, publicada en el número de marzo de la revista Obstetrics and Gynecology, muestra que el riesgo potencialmente mayor de las pacientes con SOP se reduce a «comorbilidades, andrógenos y lipotoxicidad».

Las personas con síndrome de ovario poliquístico suelen tener mayores niveles y sensibilidad a los andrógenos, las hormonas sexuales masculinas. Esto podría «afectar directamente a la susceptibilidad al covid-19», escribieron Roach y Gotluru. Los andrógenos funcionan como una «puerta de entrada», en términos muy sencillos, para dejar pasar el covid-19, dice Roach.

Además, es habitual que las personas con SOP tengan una inflamación crónica, es decir, un sistema inmunitario que está en un estado casi constante de lucha contra el daño. El deterioro de la regulación de la insulina y la obesidad pueden provocar una acumulación tóxica de ácidos grasos en los tejidos, lo que se conoce como liptoxicidad, que puede dañar los órganos.

Esto también puede desencadenar la secreción de células de señalización inmunitaria llamadas citocinas. Aunque las citocinas son una parte vital de la respuesta inmunitaria del organismo, un exceso de ellas puede provocar lo que se conoce como una tormenta de citocinas.

Si a esto se le añade una infección por covid-19, se puede producir una mayor secreción de citoquinas, lo que puede desencadenar una de estas tormentas y hacer que el sistema inmunitario ataque a las células del organismo, no solo al patógeno. Y hay investigaciones que sugieren que esto puede ocurrir «tanto si se tiene sobrepeso como si no», dice Gotluru a CNN.

Para Sherif, de la Universidad Jefferson, el riesgo de que las pacientes con SOP tengan síntomas más graves de covid-19 es «obvio pero no está demostrado».

Obvio porque «Si la testosterona aumenta la inflamación, y si… los hombres que están en el hospital con complicaciones covid y tienen altos niveles de testosterona, tiene sentido que pondría a las mujeres con SOP más en riesgo.»

Esto aún no se prueba, dice, porque existe muy poca investigación.

Una experta te dice por qué los niños deben vacunarse contra el covid-19 2:24

‘Esto es independiente de la obesidad’

Con base en su propia investigación sobre el síndrome de ovario poliquístico y las enfermedades cardiacas, Sherif menciona: «Lo que es importante que la gente entienda es que esto es independiente de la obesidad».

«Es la insulina alta y la testosterona alta lo que les confiere un mayor riesgo de covid en comparación con los controles emparejados por peso», dice. «Así, tienes dos mujeres que pesan 100 kilos. La que tiene el síndrome de ovario poliquístico tiene más probabilidades de ser diabética o de tener apnea del sueño, o de enfermar de covid».

Sin esos datos, algunos médicos e investigadores afirman que es algo que los pacientes con SOP deben tener en cuenta, pero sin que cunda el pánico. Si te da covid-19, es importante que le digas a tu médico que tienes SOP y que estás tomando medicamento, señala Gotluru.

«Hazle saber a tu proveedor… que hay investigaciones que son preocupantes sobre el SOP y que te gustaría tener cuidado», añade.

La búsqueda de respuestas no termina

Mientras tanto, mujeres como Aguilar y Nealon siguen buscando respuestas.

Nealon dice que sus médicos aún no han establecido una conexión entre las consecuencias del covid-19 y su síndrome de ovario poliquístico. No le sorprende.

«Así es, solo con el síndrome de ovario poliquístico, y más aún añadiendo el covid», comenta Nealon. «Vas a un médico con una lista de síntomas y te dicen ‘estás gorda’ o ‘estás pensando demasiado’».

Por su parte, Aguilar dice que tener que educar constantemente a la gente en su vida es agotador, además de sus dos nuevos diagnósticos.

«A mucha gente le gusta hablar de que la tasa de supervivencia es tan alta y la tasa de mortalidad es tan baja, pero lo que no tienen en cuenta es el grado en que las vidas están cambiando debido a las enfermedades que están apareciendo tras esto, o simplemente los síntomas de largo plazo que son tan debilitantes», recalca Aguilar. «Es difícil de superar».

Las mujeres con mayor riesgo por covid-19 de las que nadie habla Source link Las mujeres con mayor riesgo por covid-19 de las que nadie habla

Related Articles

Back to top button